Linkedin Instagram Facebook
Novedades Ver más en "Novedades" »

Traumatología infantil: lesiones más comunes en época de verano

Tomás Ramírez:  Traumatólogo infantil

En época de verano una de las consultas más frecuentes en los Servicios de Urgencia Pediátricos es por accidentes derivados del mal uso de la cama elástica, los que aumentan en temporada estival y que también se acrecentaron durante la pandemia.

“Actualmente es una de las principales causas de fractura del codo pediátrico, y que requieren de una cirugía”, explica el doctor Tomás Ramírez, traumatólogo infantil de Sanatorio Alemán.

“Cabe señalar que a partir del año 2019 la Sociedad Chilena de Traumatología y Ortopedia Infantil emitió una recomendación sobre los riesgos del uso de la cama elástica; no debiese ser utilizada por un niño menor de 5 años, bajo ningún punto de vista. Y si la va a usar un niño mayor de 5 años, este debe estar siempre supervisado por un adulto, las estructuras metálicas deben estar bien acolchadas y no puede saltar más de un niño a la vez, se genera mucha energía y peligro de fracturas”.

Otra lesión frecuente es por patología deportiva “los niños realizan más deporte al aire libre en la época de verano, y posterior a la pandemia han aumentado mucho las lesiones por estrés o fracturas por estrés, que se produce en un hueso que ha tenido una sobre exigencia o que tiene un deterioro de su calidad, por ejemplo, un niño con obesidad o un escaso desarrollo óseo, o déficit de micronutrientes como la vitamina D. En general el hueso más afectado en los niños y adolescentes es la tibia y se caracteriza porque son cuadros que provocan mucho dolor”, indica el especialista.

“Probablemente porque los niños estuvieron muy sedentarios durante mucho tiempo. Y de un minuto a otro comenzaron a realizar su actividad de forma normal y no progresiva, asociado a que el encierro provoca una disminución de la vitamina D y eso es una causa fractura por estrés”, señala.

Los accidentes de tránsito también son causa importante de fractura (lesiones en el cráneo o columna cervical).” El consejo para los padres es utilizar las sillas para autos que deben ir acorde a la edad y al peso del paciente y siempre a contra marcha, en sentido contrario al vehículo. Un 40 % de las lesiones graves se pueden evitar utilizando a la silla”.

Dentro de los accidentes caseros, los más habituales son la atrición de dedos con las puertas de los hogares, que pueden ser lesiones sólo en partes blandas o fracturas expuestas. “Es una lesión evitable por la supervisión de los padres o por la instalación de algún sistema para que no cierre una puerta de forma repentina. También el uso de andadores, que hoy no es recomendable, es una causa de lesiones a nivel de las piernas y pies y el 80% de los accidentes que se producen son a nivel del cráneo y columna cervical”.

Y los piqueros “mientras el niño no tenga una madurez adecuada no se recomienda que se les enseñe a tirarse piqueros de cabeza, porque son una fuente importante de lesiones traumáticas en la columna cervical”.

El doctor Ramírez enfatiza que, si bien estos accidentes son transversales en toda época del año, aumentan en el verano y vacaciones.