Linkedin Instagram Facebook
Novedades Ver más en "Novedades" »

Regurgitación Tricúspidea

Las válvulas cardiacas son estructuras formadas por finas membranas cuya función es abrirse y cerrarse para permitir el paso de la sangre en un sentido según las contracciones del ciclo cardiaco.


La válvula tricúspide se ubica entre las cavidades derechas del corazón, entre la aurícula y el ventrículo derecho. En la ecografía del 1er trimestre (11-13 semanas) se puede explorar la morfología de su onda a través del eco doppler. Se puede identificar si se cierra adecuadamente logrando que el flujo de sangre en un solo sentido o si, por el contrario, esta válvula permite que parte de este flujo se devuelva atrás (regurgite).

Este hallazgo en combinación con el grosor de la translucencia nucal y el flujo a través del ductus venoso aumenta el porcentaje de detección de aneuploidías y cardiopatías mayores.

La presencia de una regurgitación tricúspidea en primer trimestre ayuda a seleccionar un grupo de gestaciones que, al ser sometidos a una ecocardiografía fetal en búsqueda de defectos cardiacos mayores, puedan beneficiarse de la posibilidad de un diagnóstico prenatal del mismo, en caso de que existan.

La prevalencia de la regurgitación es un hallazgo frecuente durante la ecocardiografía Doppler en fetos con desarrollo y anatomía cardíaca normales y que, en la gran mayoría de fetos (9 de cada 10), este es un fenómeno leve y transitorio.