Linkedin Instagram Facebook
Novedades Ver más en "Novedades" »

Quistes plexo coroideo

Los plexos coroideos son estructuras del cerebro que tienen como función la producción del líquido cefaloraquídeo y que protegen nuestras células nerviosas, o sea el cerebro y la médula espinal. Se sabe que entre el 1 o 2 por ciento de los fetos a inicios del segundo trimestres de la gestación presentan quistes por razones desconocidas. Estos pueden ser únicos o múltiples, pequeños o grandes.
En general, la aparición es temprano en el segundo trimestre y alrededor de las 28 semanas. Cercano al 90 por ciento de los casos, desaparece en forma espontánea. De todos modos, se informa sobre su existencia porque frecuentemente se asocian a una alteración cromosómica infrecuente, pero muy grave y letal que se llama trisomía 18.

Aproximadamente 1/3 de los fetos con trisomía 18 tienen en esta altura del embarazo,  quistes en los plexos coroideos. Sin embargo, la trisomía 18 es una malformación que se expresa con defectos en la estructura del bebé, habitualmente significativos y en diversos órganos.

Es por este motivo que se le presta atención al hallazgo de estos quistes y se realiza un estudio exhaustivo a la anatomía del bebé, con el fin de descartar defectos estructurales u otros signos y alteraciones cromosómicas. En ausencia de ellos, el quiste es banal, desaparece sin dejar secuelas y no tienen relevancia en la evolución del embarazo.