Linkedin Instagram Facebook
Novedades Ver más en "Novedades" »

Favorable evolución de Facundo gracias a un buen diagnóstico y a tratamiento farmacológico de última generación

Síndrome Hemolítico Urémico SHUA:

Favorable evolución de Facundo gracias a un buen diagnóstico y al medicamento Eculizumab

El 20 de febrero, el pequeño Facundo Carrasco, de un año y diez meses, presentó fiebre, vómitos y decaimiento general, síntomas que alertaron a sus papás, Javiera y Pablo, quienes llevaron a su hijo a dos centros asistenciales de Linares sin obtener un diagnóstico claro y con la sintomatología que persistía y aumentaba en el pequeño. Fue así como el domingo 27 decidieron trasladarlo a Concepción, a Sanatorio Alemán.

 “Estuvo una semana entera deshidratándose, con indigestión y vómito explosivo. No había un diagnóstico y estaba mal, ya no le salían lágrimas”, recuerda Javiera Millar, mamá de Facundo.

“Nosotros estudiamos en Concepción y teníamos buenas referencias del Sanatorio, y en nuestra desesperación nos vinimos inmediatamente para acá y por la condición en que venía Facu lo ingresaron de inmediato… Llegamos el lunes 28 en la madrugada”, cuenta Pablo Carrasco, papá del pequeño.

Javiera relata que le hicieron una ecografía abdominal de urgencia: “En el resultado, sus dos riñones no funcionaban bien y junto a sus exámenes de sangre arrojaron el diagnóstico, Síndrome Hemolítico Urémico Atípico (SHUA). Pasó a la UCI donde estuvo con transfusiones, mucha hidratación y también debió ser sometido a diálisis”.

“Este caso está catalogado dentro de las enfermedades raras y su tratamiento es con un medicamento  de última generación  (de alto costo), y que Facundo necesitará cada 3 semanas.  Con ayuda de la Clínica hemos hecho las gestiones para conseguir este remedio, ya se le administraron dos dosis y la tercera la necesita el 2 abril”, dice Pablo. 

Diagnóstico

La doctora Nicole Bascur, nefróloga pediatra de Sanatorio Alemán y médico tratante de Facundo, señala que “el paciente tiene un Síndrome Hemolítico Urémico Atípico (SHUA), una enfermedad que ocurre por un daño en los vasos sanguíneos pequeños, que afecta predominantemente al riñón y que provoca falla en la función renal, asociado a anemia y al consumo de las plaquetas. El niño llegó grave y fue manifestando progresivamente un compromiso de la función renal que obligó a dializarlo, y decidimos iniciar el tratamiento con un medicamento que hace años se sabe que es de elección en esta patología. Tanto nosotros, como los padres y el Sanatorio, nos dispusimos a buscar el remedio, hubo que traerlo de otras ciudades, porque no estaba disponible en Concepción”.

“El pronóstico de Facundo utilizando su medicamento es muy bueno, muy favorable, de hecho, éste ya se está usando en Chile, ha permitido una sobrevida y una calidad de vida mejor en los pacientes con SHUA, disminuyendo la probabilidad de que un niño necesite diálisis”.

La especialista enfatiza que “estamos muy contentos por la evolución de Facundo, ya no requiere diálisis, hemos visto la mejoría de su cuadro clínico y el niño pronto podrá irse a su casa y estamos