Linkedin Instagram Facebook
Publicado el 2 junio, 2022

Nuevo Director Médico de Sanatorio Alemán

Novedades Ver más en "Novedades" »

El uso del chupete

El chupete de entretención o la mamadera no están recomendados para un recién nacido y aquí te contamos por qué:

El chupete no se succiona como el pezón por lo que indiscutidamente le generaría una confusión, podría adquirir una disfunción motora oral y succionar el pecho materno con menos eficacia.

Cuales serían entonces sus desventajas:

  • Calma al bebé, pero no satisface su real necesidad.
  • Interfiere en la mantención de la lactancia
  • Altera el patrón de succión dificultando la puesta al pecho
  • Facilita el cultivo de gérmenes y enfermedades por contaminación
  • Se asocia a poca ganancia de peso
  • Produce riesgo de otitis media y obstrucción respiratoria
  • Aumenta el riesgo de trastornos de lenguaje y habla
  • Causa alteraciones del desarrollo maxilar, oclusión dentaria, postura cérvico craneal y del eje vertical del cuerpo
  • Crea dependencia transformándose en un hábito difícil de disolver.

Ningún chupete asemeja la forma, contextura, consistencia y funcionalidad que el pecho materno, por lo que su incorporación temprana nos dificulta un proceso normal de amamantamiento.

El único estimulo oral del bebé debe ser el pecho de su madre.

Por lo que el uso del chupete, si es que se decide usar, no se recomienda antes del mes de vida o al menos hasta que la lactancia este instaurada.

Y si hay que darle fórmula o leche extraída al bebé, la mejor manera de administrarla es por sonda al dedo, vasito, cuchara o jeringa, si tienes dudas contrata tu “Programa Clínica de Lactancia” para que recibas una asesoría personalizada.