Linkedin Instagram Facebook
Novedades Ver más en "Novedades" »

Comunicación interventricular

Una comunicación interventricular es una abertura en la pared (tabique) que divide las dos cavidades inferiores del corazón, conocidas como ventrículos derecho e izquierdo. La CIV es un defecto cardíaco congénito (presente al nacer).


La mayoría de las comunicaciones interventriculares ocurren por casualidad, sin ninguna razón evidente para que se desarrolle y otras tienen una causa genética. La porción muscular de esta pared es con frecuencia afectada, sin embargo, dependiendo del tamaño del defecto, esta comunicación puede cerrarse espontáneamente.

Este hallazgo tiene baja asociación con aneuploidías (modificaciones en el número de cromosomas)  cuando se presenta de forma aislada, por lo tanto, se debe realizar un ultrasonido para una detallada revisión de la anatomía fetal y ecocardiografía para descartar su asociación a otros defectos.

En algunos estudios este tipo de defectos, cuando son pequeños (<3mm), se reporta un 87% de casos de cierres espontáneos durante el primer año de vida. Un 50% de ellos lo hace en vida intrauterina.

En conclusión, los defectos pequeños en la porción muscular del tabique interventricular cuando son un defecto aislado, en su mayoría suelen evolucionar positivamente, logrando el cierre espontáneo dentro del  útero o a lo largo del primer año de vida.