«Todas las enfermeras iban a ver a Ricardito» | Clínica Sanatorio Alemán

«Todas las enfermeras iban a ver a Ricardito»

Compartir

Claudia Ortiz Troncoso, encargada de Relaciones Públicas de la Mutual de Seguridad, recuerda los momentos de alegría que vivió en Clínica Sanatorio Alemán y confiesa que optó por ella por su prestigio.

Hace 11 años nació Ricardo Ávalos Ortiz y su madre lo recuerda como si fuera ayer. “La decisión la tomé junto a su papá, Ricardo Avalos, y pese a que él es de Viña del Mar, le pareció buena idea que naciera en Clínica Sanatorio Alemán”, explica Claudia.

“Aunque haya pasado todo ese tiempo desde que nació mi hijo, imagino que la clínica sigue teniendo un buen servicio”, agrega.

“La experiencia de tener a mi ‘gordito’ fue muy buena, la verdad es que en ese tiempo, al igual que hoy, quienes tenían a sus hijos en el Sanatorio eran ‘topísimos’ y no tenía comparación”, asegura.

Claudia recuerda que se reía mucho mientras se encontraban post parto, pues a las enfermeras les gustaba ir a visitar a su hijo. “Lo pasé bien, me reía mucho, puesto que todas las enfermeras iban a ver a Ricardito porque les llamaba la atención y disfrutaban por las caras que él les ponía”, conmemora.

Hoy Ricardo vive junto a su madre en San Pedro de la Paz y estudia en el colegio Almondale, mientras que Claudia nunca olvidará su día de parto y el momento en el que nació ‘su gordito’.

 

 


Compartir