Nuevo procedimiento permite disminuir el peso sin cirugías | Clínica Sanatorio Alemán

Nuevo procedimiento permite disminuir el peso sin cirugías

Compartir

Por primera vez en Concepción y con muy buenos resultados se realizó en Clínica Sanatorio Alemán, la colocación del balón gástrico Spatz 3 (BAS) con el que se busca conseguir una baja de peso significativa mediante la ocupación de aproximadamente un tercio del volumen del estómago.

El equipo del Centro de la Obesidad de Concepción (COBEC) que trabaja en Clínica Sanatorio Alemán, innovó con la implantación de un nuevo dispositivo, que pretende ayudar a eliminar peso a quienes lo requieran.

Hasta ahora este procedimiento sólo se había realizado en la Región Metropolitana. “Es primera vez que se instala fuera de ese sector, porque la empresa que los distribuye es muy exigente en sus estándares de calidad, evalúa primero a quién autoriza para realizar el procedimiento. Con nuestro equipo de trabajo y con nuestra Clínica quedaron muy contentos, se dieron cuenta de que estamos haciendo muy bien las cosas…” afirmó Francisco Pacheco Bastidas, Cirujano Digestivo, Jefe del Cobec.

Se trata de un procedimiento bastante sencillo en el que el balón gástrico se introduce en el estómago a través de una endoscopía, que se realiza con sedación del paciente para evitar que sienta molestias durante el proceso.

Una vez acomodado, el balón se llena con aproximadamente 400 ml de suero fisiológico, lo suficiente para provocar sensación de saciedad y que las molestias iniciales no sean mayores.

La principal ventaja de este dispositivo es que se puede ir ajustando de acuerdo a las necesidades de cada paciente, es decir es el único Balón al que se le puede ir agregando más volumen. Esto permite que si la baja de peso no es la esperada, mediante una endoscopia ambulatoria con sedación se puede ir aumentando el volumen del Balón para aumentar su efectividad.

Este Balón permite llenar hasta con 1000 cc (El resto de los balones sólo permite llenar con 700 cc). Otra característica única es que se puede mantener dentro del paciente durante todo un año (los dispositivos comunes duran máximo 6 meses), esto permite una mayor baja de peso porque se va aumentando el volumen y tamaño a lo largo del tratamiento. De esta manera, se evita que el estómago se acostumbre y así la sensación de saciedad sea constante.

 

¿Cómo actúa?

 

Beneficios:

 

Rigoberto Lavado, Capacitador certificado de Spatz, dijo que, si bien existen múltiples herramientas terapéuticas para solucionar la obesidad, el equipo de profesionales es fundamental. “El paciente no tiene que poner toda su confianza en el procedimiento, sino en el equipo multidisciplinario, porque ellos finalmente serán los que van a lograr que los resultados duren en el tiempo. Todo lo necesario está en esta clínica”.

El Cobec se destaca por su experiencia dentro de la región, con 3000 procedimientos realizados (entre cirugías, balones, etc.). Además en él trabajan más de 20 profesionales de las diferentes disciplinas que tienen que ver con el tratamiento de la obesidad (cirujanos, médicos internistas, nutriólogos, nutricionistas, psicólogos, kinesiólogos, profesores de educación física, psiquiatras, enfermera coordinadora, etc.). Todo un equipo encargado de que el paciente reciba la atención que requiere, adecuada a las necesidades de cada caso en particular.

Pacheco, aclaró que se hace toda una terapia multidisciplinaria con el equipo para que se logre un cambio de hábito. Para cumplir con ello, no basta con ponerse un balón o hacerse una cirugía, sino que requiere modificaciones conductuales más profundas y perseverantes en el tiempo. “En la clínica contamos con todo el equipamiento requerido y con una unidad de endoscopía de lujo, entonces podemos hacer todos los procedimientos endoscópicos con la tranquilidad y seguridad que necesitamos” concluyó.


Compartir