Nueva Unidad de Piso Pélvico en Clínica Sanatorio Alemán | Clínica Sanatorio Alemán

Nueva Unidad de Piso Pélvico en Clínica Sanatorio Alemán

Compartir

Con el propósito de diagnosticar y tratar los trastornos y enfermedades relacionadas con el aparato urinario y piso pélvico de la mujer, especialmente en pacientes con distintos tipos de incontinencia urinaria, fecal y también prolapso genital, Clínica Sanatorio Alemán formó recientemente la Unidad de Piso Pélvico para el tratamiento integral de sus pacientes.

El doctor Sergio Díaz, ginecólogo de la Clínica, señala que las disfunciones producidas por estas patologías son muy altas “en la medida que la paciente va envejeciendo, va aumentando la incidencia de estos trastornos.  La prevalencia real no es totalmente conocida, ya que hay muchas mujeres que no consultan, porque simplemente consideran que orinarse es parte de la vejez, somatizan esa situación y, por lo tanto, no preguntan, como así también hay muchas pacientes con prolapso genital que tampoco consultan porque no les molesta, entonces la incidencia no es tan conocida, pero es muy frecuente”.

“Pasa después de la cuarta década de la vida, sobre todo en mujeres postmenopáusicas, que han tenido partos vaginales o partos instrumentales con fórceps, cualquier situación que dañe el piso pelviano va a incidir en la aparición de este tipo de patologías”, comenta.

Explica que “el piso pélvico es una estructura muscular ligamentosa y de fascias, que da soporte a órganos como la vejiga, el útero y el recto, que por alguna razón se daña en el transcurso de la vida de la mujer. Y generalmente consultan cuando los síntomas son más evidentes, porque las pacientes se orinan involuntariamente y tienen una sensación de bulto vaginal o una sensación de cuerpo extraño”.

“El manejo de estas patologías es multidisciplinario, por eso nuestra Unidad no solamente va a contar con médicos ginecólogos, también con un equipo en el que participen otros especialistas; como urólogos y coloproctólogos en la parte médica, y con kinesiólogos, porque hay mucho del tratamiento, tanto pre y postquirúrgico, que se realiza con kinesioterapia.  También hay incontinencias de orina que pueden ser tratadas con esta técnica, sin necesidad de operarlas. Todas estas patologías afectan la vida sexual de la mujer y producen ciertos trastornos, entonces también habrá un especialista que va a abordar las disfunciones sexuales; nutricionistas, ya que un factor de riesgo es la obesidad, y vamos a tener un sicólogo”, agrega el doctor Díaz.

El médico sostiene que “la uroginecología es una de las últimas subespecialidades que han salido a la luz, porque antes cada especialista veía una parte, pero hoy en día, como los trastornos son polifuncionales, requieren de un enfoque multidisciplinario, a veces hay casos muy complejos que tenemos que abordar con distintos especialistas para mejores resultados”.

 

Agrega que para el tratamiento de este tipo de patologías hay técnicas quirúrgicas, kinesioterapia y también manejo medicamentoso. “No siempre se tiene que operar a la paciente, por eso es necesario conocer y analizar muy bien la patología que padece y debe ser atendida por un equipo multidisciplinario”.

El doctor Díaz enfatiza también en la importancia de la prevención, “las pacientes consultan cuando están con la sintomatología realmente muy molesta, por eso es necesario el control periódico.  Todas las patologías son tratables”.

Como ejemplo dice que el ejercicio del piso pélvico es parte de la prevención y fortalece su musculatura. “Si una paciente tiene un parto debiera, idealmente, realizar ejercicios kinesiológicos y ojalá los aprenda y los mantenga en el tiempo”.

“Importante es que las pacientes se eduquen y consulten, que no consideren la incontinencia urinaria como parte de la normalidad, y en eso tenemos una labor importante los médicos. Consultar para tratar de corregir lo que se pueda, y evitar mayor daño, que no haya un progreso de la enfermedad y así mejorar su calidad de vida”, puntualiza.


Compartir