Manejo integral en el tratamiento de pacientes con cáncer ginecológico | Clínica Sanatorio Alemán

Manejo integral en el tratamiento de pacientes con cáncer ginecológico

Compartir

La Ginecología Oncológica es una subespecialidad de la Ginecología que se encarga de entregar un manejo y enfoque integral en el diagnóstico, tratamiento, control y prevención del cáncer ginecológico.  Siendo a nivel nacional el cáncer cervicouterino el más frecuente, luego el cáncer de endometrio, cáncer de ovario y por último el cáncer vulvar.

Con el propósito de otorgar una atención integrada y con un equipo multidisciplinario de especialistas, Clínica Sanatorio Alemán creó la Unidad de Ginecología Oncológica que será la encargada de gestionar, de manera formal, el manejo de este tipo de cánceres. Así lo explica el doctor Marco Paz, ginecólogo oncólogo: “Reunimos todas las condiciones para tener una Unidad de Oncología de alta calidad para la prevención y el tratamiento del cáncer ginecológico, disponemos, además, del personal técnico en ginecología, radioterapia, oncología médica, equipo de coloproctología y también contaremos con la unidad de uroginecología, que prontamente se va a formar, para atender todas las necesidades que la paciente requiera”.

El doctor Paz explica que “ la ginecología oncológica es una subespecialidad que estudia y maneja las lesiones que son preinvasoras; desde el punto de vista del cáncer cervicouterino  estaríamos hablando de patologías relacionadas con el  Virus del  Papiloma Humano (VPH), los PAP alterados,  además el manejo de lesiones sospechosas , tumores ováricos en pacientes posmenopáusicas  o alteraciones de flujos rojos , como sangrados uterinos anormales que tienen sospecha de ser una enfermedad maligna”.

Dice que “crear la Unidad permitirá un manejo adecuado e integral en el diagnóstico y tratamiento de las pacientes que padecen estas patologías. El objetivo es trabajar en equipo, en colaboración, y que exista un flujograma y protocolo de derivación, porque si hay sospecha de un tumor maligno, por ejemplo, la paciente debe ser tratada por las manos más idóneas en esta área. La cirugía, manejo y planificación de estas enfermedades antes del pabellón son primordiales e inciden en la sobrevida global de las pacientes”.

El médico indica que “esto también permitirá llevar un registro estadístico de las pacientes con sospecha de tumor y de las pacientes con cáncer confirmado”.

En cuanto a la prevención y educación en salud, otro aspecto relevante que considera la creación de la Unidad, “es hacer promoción de la importancia de los exámenes rutinarios anuales para pesquisar todas estas patologías de forma temprana o antes que se produzcan las lesiones precancerosas. Por ejemplo, en el caso del cáncer cervicouterino, cuya incidencia es en pacientes más jóvenes (entre 30 o 40 años), se pueden prevenir con los controles ginecológicos.  En el caso del cáncer de endometrio o cáncer de ovario, enfermedades de etapas más avanzadas de la vida, generalmente en la postmenopausia, también se pueden advertir, siempre hay manifestaciones, como por ejemplo sangrados muy abundantes, lo importante es hacer el diagnóstico y si se confirma, tratarlo de forma eficaz e integral, con medicina de calidad y un equipo multidisciplinario”, indica el doctor Paz.

Sobre campañas preventivas comenta que “desde el punto de vista del cáncer cervicouterino y el VPH, el Plan Nacional de Inmunización del Ministerio de Salud se empezó a implementar en las niñas de 9 años desde el año 2013, para ver resultados o efectos tienen que pasar muchos años. Para ser más gráfico la incidencia en Chile de cáncer cervicouterino es de 16 pacientes por cada 100 mil habitantes y en Australia es 3 por 100 mil habitantes, que se atribuye a la efectividad de la vacuna”, señala el médico.

Cuenta que “la incidencia de mortalidad antiguamente del cáncer cervicouterino estaba en tercer lugar, actualmente está en segundo lugar, luego de las enfermedades cardiovasculares, va en aumento, por eso se plantea el desarrollo de esta unidad formal”.

La Clínica tiene todas las condiciones necesarias para entregar una atención de calidad, con tecnología y equipamiento “tenemos la posibilidad de realizar cirugías mínimamente invasivas como, por ejemplo, laparoscopia, histeroscopia diagnóstica y endoscopia”.

El doctor Paz hace una invitación a las mujeres a que no despreocupen su salud reproductiva y cuidado en general ginecológico, “porque están todas las condiciones necesarias y todas las protecciones para poder hacer una evaluación integral de forma segura en CSA. Controles anuales, exámenes físicos, tener su PAP al día, tener una ecografía ginecológica en donde haya evaluación anatómica del útero y los ovarios, si esas condiciones están normales la recomendación en general es control anual. Si la paciente tiene síntomas, como irregularidades en su menstruación, dolor pélvico o presencia de alteración o alguna masa pélvica, la recomendación es consultar lo antes posible. Desde el punto de vista de la ginecología oncológica mientras más precoz sea la evaluación, mejor resultados va a tener en el pronóstico de su enfermedad”.


Compartir