La detección y tratamiento oportuno en el manejo del cáncer de tiroides | Clínica Sanatorio Alemán

La detección y tratamiento oportuno en el manejo del cáncer de tiroides

Compartir

El cáncer de tiroides ha aumentado su frecuencia en el mundo y también Chile, por eso es importante crear conciencia sobre la importancia del chequeo oportuno para la detección precoz de esta patología y cuya incidencia es mayor en las mujeres.

“La tiroides es una glándula que se encarga de liberar la hormona tiroidea que controla el metabolismo basal de las personas, la glándula tiroidea puede tener cambios funcionales: puede funcionar mucho y se produce el hipertiroidismo o puede funcionar poco y se produce el hipotiroidismo, también tiene alteraciones estructurales, siendo los más frecuentes los nódulos tiroideos, que en general pueden ser palpables en un 5% de las mujeres y en un 1% de los hombres. La gran mayoría de estos nódulos van a ser benignos, entre un 90 % a 95%, y la posibilidad de un cáncer de tiroides secundario a estos nódulos es entre un 5% y 10%”, explica el doctor Joaquín Ulloa, cirujano de cabeza y cuello de Clínica Sanatorio Alemán.

“El cáncer de tiroides es una proliferación anormal de las células de la glándula tiroides y los dos tipos más frecuentes son el carcinoma papilar de tiroides y el carcinoma folicular de tiroides, que constituyen más del 90% de este tipo de cáncer”, indica el especialista.

«En Chile ocupa el décimo lugar entre las mujeres y el 21 en los hombres, con una mortalidad de 0,3 por 100.000 habitantes, es un cáncer con un muy buen pronóstico».

Con respecto a los factores de riesgo, señala que “lo único que está demostrado es la radiación a desastres ambientales conocidos, de origen radioactivo, y el componente genético que es mucho menos frecuente”.

El médico dice que “habitualmente el cáncer de tiroides es asintomático, lo primero que podemos encontrar en un examen físico puede ser una masa en la zona anterior del cuello o un nódulo solitario, en ocasiones puede producir algunos síntomas, como dificultad para respirar, para comer, carraspera o disfonía”.

Agrega que “ el estudio inicial para diagnosticar un cáncer de tiroides, frente a la sospecha clínica, es realizar una ecografía cervical , si el resultado nos muestra un nódulo en la tiroides que tenga ciertas características que nos hagan pensar en el cáncer , el paso siguiente para obtener un diagnóstico concordante es una punción de aguja fina, una biopsia, luego de eso es importante tomar exámenes de sangre preoperatorios y una ecografía de etapificación para evaluar si hay metástasis en el resto del cuello o no”.

Cuenta que el pilar principal del tratamiento del cáncer de tiroides es la cirugía “esta va depender de la extensión que tenga el cáncer , si está confinado sólo en la glándula tiroidea se realiza una tiroidectomía total; si compromete el resto del cuello tendrá que ser la tiroidectomía más una disección ganglionar de los grupos comprometidos. Posterior al tratamiento quirúrgico, según el resultado de la biopsia, existe la posibilidad de complementar el tratamiento con radioyodo, un yodo radioactivo en comprimidos que destruye cualquier célula de la glándula tiroidea que quede residual, con esto nos aseguramos de que se destruya casi la totalidad de las células de la tiroides y con esto el cáncer”.

“El pronóstico del cáncer de tiroides está en relación directamente con lo avanzada que esté la enfermedad, es por eso que es importante que la derivación o la consulta sean de forma precoz. Los subespecialistas capacitados para poder resolver el cáncer de tiroides son los cirujanos de cabeza y cuello y en Clínica Sanatorio Alemán junto al doctor Álvaro Compan estamos capacitados para poder resolver esta patología. El trabajo se realiza en conjunto con los endocrinólogos que hacen la evaluación preoperatoria y también el seguimiento posterior”.

“El pronóstico que tiene el cáncer de tiroides es muy bueno, la sobrevida es de un 98%, si se hace el tratamiento correcto y de forma oportuna”, afirma el doctor Ulloa. Es importante destacar que el cáncer de tiroides está incluido dentro de las patologías GES , todas las personas de 15 años o más, con diagnóstico o reaparición de la enfermedad entran en esta categoría.


Compartir