Extracción de leche | Clínica Sanatorio Alemán

Extracción de leche

Compartir

Para mantener una adecuada producción, si estás separada de tu bebé debes extraer al menos unas 6 a 8 veces en el día, mientras más estimulo tenga la mama mayor será la producción y disponibilidad de leche.

Técnica manual de extracción de leche:

  1. Intenta mantener la calma y buscar una posición cómoda, tiempo de al menos 15 a 20 minutos y un contenedor limpio.
  2. Pensar en tu bebé, oler una ropa o mirar una foto puede ayudarte a desencadenar el reflejo de la salida de la leche.
  3. Lava tus manos con agua y jabón, no es necesario lavar el pecho, basta con la ducha diaria.
  4. Aplica un poco de calor, con un pañito con agua tibia o un guatero de semilla, y realiza masaje circular de la mama, seguido de otro desde arriba hacia la areola, estimulando suavemente la areola y los pezones para desencadenar el reflejo eyecto lácteo antes de comenzar a extraerse la leche.

Al realizar extracción el reflejo de eyección se demora más en ocurrir que cuando el niño o niña toma el pecho, por lo que es normal que se demore en salir la leche de forma inicial.

  1. Posiciona los dedos detrás de la areola, como una C.
  2. Presiona el pecho contra la parrilla costal.
  3. Empieza a comprimir el pecho de forma rítmica entre el pulgar y el índice.
  4. Mover los dedos a una posición diferente, de forma de estimular y vaciar diferentes lugares del pecho.
  5. Se puede ir al otro pecho y volver al iniciar, de forma de optimizar el vaciamiento de la mama.
  6. Muchas veces son sólo unas gotitas de calostro que puedes depositar en una cucharita o jeringa para que sean administradas a tu bebe.

En el caso de contar con un extractor, si es manual con movimientos más rápidos en un comienzo, y luego más lento para simular el ritmo de las succiones del bebé. Idealmente sanitizar el extractor en cada uso si se va a administrar la leche al bebé.


Compartir