¿Cuándo visitar al endocrinólogo infantil? | Clínica Sanatorio Alemán

¿Cuándo visitar al endocrinólogo infantil?

Compartir

Diabetes, pubertad precoz y retrasada, talla baja, trastornos de la tiroides, obesidad y síndrome metabólico. El pediatra-endocrinólogo infantil de CSA, Julio Soto B., explica todo sobre las patologías más frecuentes en niños en ésta área de la medicina.

Desde muy pequeños, los niños pueden comenzar a presentar desórdenes hormonales y/o metabólicos que les impiden tener un desarrollo óptimo y que pueden poner en riesgo su salud. Es por esto que es de gran importancia que asistan a los controles pediátricos y también que los padres estén atentos a ciertos indicadores específicos, que podrían estar alertando de que algo no anda bien.

Para enfrentar patologías de esta índole, es necesario acudir a un especialista en el tema, en este caso a un endocrinólogo infantil, para que los pacientes cuenten con el manejo adecuado. Hasta los 18 años, los menores deben acudir a este especialista y después continuar con la atención con un endocrinólogo adulto.

En esta área, las consultas más frecuentes son relacionadas a pubertad precoz y tardía, problemas de crecimiento, trastornos de la tiroides, síndrome metabólico y diabetes.  Lo principal es que los padres logren detectar las señales para que inmediatamente pongan a su hijo en manos expertas.

Pubertad Precoz

Es necesario consultar a un especialista si se comienza a presentar antes de los ocho años en las niñas y antes de los 9 años en el caso de los niños:

 

Talla baja

Con respecto a cualquier preocupación en relación a la talla (por ejemplo si es más bajo que sus pares), el endocrinólogo infantil de Clínica Sanatorio Alemán, Julio Soto señaló que  “es muy importante tener los controles con el pediatra, porque si él detecta que el crecimiento se detiene o cae fuera de los estándares, es necesario derivarlo a un especialista para descartar patologías que generen esta condición y posteriormente determinar un tratamiento específico.

 

Alteraciones tiroideas

Ya sea la producción insuficiente (hipotiroidismo) o el exceso de producción de hormonas tiroideas (hipertiroidismo), pueden afectar el crecimiento y desarrollo de los niños, además de generar síntomas molestos.

“Por esto es que frente a la sospecha clínica de una disfunción de esta glándula, se debe solicitar un control con pruebas tiroideas a la brevedad. Y ante cualquier alteración en estos exámenes, el paciente debe visitar a un endocrinólogo infantil”. Algunos indicadores de problemas a la tiroides pueden ser:

 

Obesidad y Síndrome Metabólico

La obesidad se ha convertido en una epidemia a nivel mundial y puede generar alteraciones metabólicas como la resistencia a la insulina, diabetes, trastornos en el colesterol, hipertensión, hígado graso, etc. Cuando estas condiciones se presentan en conjunto, se denomina síndrome metabólico.  La importancia de su pesquisa y manejo precoz, es debido a que incrementa el riesgo de enfermedad cardiovascular (infarto cardíaco y accidentes cerebrovasculares) y/o diabetes.  En este caso, es importante, en primer lugar, el manejo general pediátrico en conjunto con apoyo nutricional. “En caso de alteraciones en la glicemia o signos resistencia a la insulina, se debe derivar a  endocrinología para evaluación” enfatizó el doctor Soto.

 

Diabetes

En esta patología, los síntomas son bastante característicos. El especialista indicó que es necesario poner especial atención si «en la noche se despierta a tomar agua o a orinar o pierde control de esfínter previamente adquirido, porque esos son síntomas iniciales de diabetes. En esos casos, los padres deben consultar inmediatamente en un servicio de urgencia”. Otros síntomas son:


Compartir