“Creemos en el profesionalismo de Clínica Sanatorio Alemán” | Clínica Sanatorio Alemán

“Creemos en el profesionalismo de Clínica Sanatorio Alemán”

María Inés Fuentes.

maria.ines.fuentes

Por problemas durante el parto, uno de sus gemelos quedó con graves secuelas que le impiden caminar. Hoy, tras siete operaciones traumatológicas en CSA, los médicos aseguran que recuperará movilidad. 

El nacimiento de los gemelos de María Inés Fuentes fue traumático. Uno de ellos, Miguel Ángel, debido a complicaciones al momento del parto sufrió parálisis cerebral. Ello le significó una serie de dolencias que afectaron su capacidad de movimiento. “Miguel Ángel llegó a los seis meses de edad a la Teletón y gracias al convenio que esta institución tiene con Clínica Sanatorio Alemán (CSA) pudimos comenzar a atenderlo acá. Al principio nos costaba confiar, su estado actual es producto de una negligencia médica, pero hoy creemos en el profesionalismo del Sanatorio: lo conocen los médicos, las enfermeras y todos los demás funcionarios”, relata María Inés. Ya le han realizado siete operaciones traumatológicas, todas en CSA. La última fue a comienzos de este año y corresponde al primer salvataje de cadera realizado en regiones gracias a la gestión realizada por el traumatólogo Gonzalo Jorquera, médico de la Teletón y CSA.

Cirugía pionera

Los problemas de movilidad que Miguel Ángel, quien hoy tiene 24 años, derivaron en una luxación de cadera crónica. Su fémur quedó en contacto directo con su cadera, provocándole mucho dolor y reduciendo aún más sus posibilidades de moverse. Con este diagnóstico llegó a las manos del Dr. Jorquera, quien comenzó a tratarlo en el Centro Teletón de San Pedro de la Paz. El Dr. Jorquera consiguió que la Dra. Ana María Aravena, traumatóloga infantil y Jefa Quirúrgica del Instituto Teletón de Santiago, viajara hasta Concepción. El objetivo: junto a él y otros profesionales de CSA corregir el problema en la cadera de Miguel Ángel. La intervención se transformó en un hito, por ser la primera cirugía de este tipo realizada fuera de Santiago. “Se hizo un milagro, porque el Dr. Jorquera consiguió que la Dra. Aravena viajara hasta acá exclusivamente para operar a mi hijo. Se nota que los médicos aman su profesión y aman lo que hacen. Para nosotros fue una gran alegría, estamos muy agradecidos de todo el equipo médico y de la clínica, pues recibimos una muy buena atención”, señala María Inés.

Años mejores

Pese a todos sus problemas, Miguel Ángel siempre ha sido muy activo. Junto a su hermano Alejandro y su gemelo Cristián se reúnen con amigos y toda su familia lo integra perfectamente. “Cuando viaja a Santiago ni lo veo, sus primos lo van a buscar y salen a pasear junto a él. Por ello, una molestia en su cadera que se agudizó hasta impedirle mover su pierna fue preocupante. De desplazarse por toda la casa –incluso subiendo al segundo piso- pasó a estar postrado en su silla de ruedas”, expresa su mamá. Sobre el futuro, María Inés es optimista: “los médicos nos dijeron que era una intervención definitiva, que en la práctica le permite a mi hijo separar las piernas y  aspirar a caminar con la ayuda de bastones”. El joven realiza talleres de repostería en la escuela Alto del Rey, mientras que María Inés se dedica a la banquetería. La familia espera pronto instalarse con una pastelería en la que Miguel Ángel trabajaría activamente.