¿Cómo prevenir un ataque cardíaco? | Clínica Sanatorio Alemán

¿Cómo prevenir un ataque cardíaco?

Compartir

El ataque cardíaco es un síndrome que engloba varias patologías. La causa principal es la enfermedad coronaria, es decir un infarto al miocardio, pero también existen causas congénitas como, por ejemplo, la miocardiopatía hipertrófica, patologías valvulares cardíacas, las arritmias y algunas patologías neurológicas.

Cuando se produce un ataque, la persona afectada presenta súbitamente síntomas malignos como pérdida de la conciencia producto de alguna patología o condición cardiovascular que el paciente sepa o no sepa que tiene.

Se pueden manifestar síntomas previos dentro de la última hora, como dolor torácico, mareos, sudoración profusa, sensación de pérdida de conciencia y finalmente pérdida de conciencia.

Factores de riesgo:
• Hipertensión
• Diabetes
• Tabaquismo
• Cardiopatías
• Obesidad
• Colesterol alto
• Antecedentes familiares de ataques cardíacos

El doctor Osvaldo Pérez, Cardiólogo Intervencionista y Jefe del Centro de Cardiología CSA, señala que la mayoría de las personas están conscientes de que tienen factores de riesgos asociados
a problemas cardiovasculares, pero “lamentablemente muchas veces se les hace un diagnóstico, pero no cambian su forma de vivir ni sus hábitos alimenticios”.

Prevención:
El profesional recalca la importancia de la prevención primaria, es decir antes de que ocurra un ataque cardíaco. Es fundamental que las personas antes de hacer deporte se hagan un chequeo. “Nosotros en CSA tenemos todos los elementos necesarios para hacer un buen diagnóstico. Tenemos cardiología no invasiva, imágenes cardíacas avanzadas y de alto estándar para hacer un muy buen diagnóstico cardiológico tanto en prevención primaria como en prevención secundaria (después de que ocurre el ataque)”.
Agrega que es indispensable que la gente tome conciencia real de que la gordura es una patología que tiene consecuencias, que fumar, tener diabetes, hipertensión, resistencia a la insulina,
también son enfermedades importantes “y que hay formas de enfrentarlas de una manera sencilla, profesional, sin convertirse en alguien aburrido como se podría pensar. Con eso podríamos
mejorar significativamente esos factores de riesgo”.

¿Cuándo acudir al servicio de urgencia?
Dirigirse inmediatamente al servicio de urgencia ante la presencia de:
• Dolor opresivo en el centro del pecho que puede irradiarse a la mandíbula
o al hombro y que se puede producir con o sin esfuerzo por más de 5 minutos.
• Pérdida de conciencia brusca.
• Sensación de falta de aire, ahogamiento.
• Pulso desordenado y muy rápido.

¿Cuándo chequearse con un especialista?
Es necesario la evaluación de un profesional ante la presencia de:
• Factores de riesgo.
• Dolor opresivo en el pecho al caminar y que se pasa en el descanso.
• Palpitaciones, mareos, sensación de desmayo.


Compartir