Unidad de Cirugía Plástica | Clínica Sanatorio Alemán

Unidad de Cirugía Plástica

LAS MEJORES MANOS PARA LOGRAR ESE CAMBIO QUE TANTO QUIERES
La Unidad de Cirugía Plástica de Clínica Sanatorio Alemán ofrece todas las posibilidades en cirugía plástica y reparadora, con énfasis en el trabajo en equipo entre los cirujanos que la forman y la integración con las otras especialidades de la institución.

Cada vez es más frecuente que hombres y mujeres visiten la consulta del cirujano plástico. Hay quienes concurren por vanidad y otros, por salud y en todos los casos es el especialista quien, tras analizar la situación del paciente, sugiere el mejor tratamiento que no necesariamente está en el pabellón. De ahí la importancia de que las personas consulten profesionales competentes y con experiencia. También es fundamental que estos especialistas trabajen en un lugar seguro, en haya equipos y recursos clínicos de calidad.

En este tema es fundamental tener en cuenta variados aspectos.

¿Quiénes se pueden operar?
Hombres y mujeres, no hay límites de edad en este tema. El paciente ideal es aquel que no tiene patologías de base o que si las tienes, están muy controladas (diabéticos, hipertensos, cardiópatas, grandes fumadores). Ellos no deberían someterse a este tipo de cirugías y si lo hacen, tienen que ser muy bien evaluados.

El paciente ideal es aquel que tiene expectativas claras, reales, que está emocionalmente equilibrado y el que cuenta con piel y condiciones generales que permiten una intervención quirúrgica de este tipo.

¿Qué aspectos debe tomar en cuenta una persona que toma la decisión de operarse?
Lo primero es buscar un buen especialista, que esté validado por algún tipo de institución como la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica, debe ser un profesional que esté certificado, validado por una institución seria. Lo que sigue es averiguar dónde, con quién y cómo trabaja. Luego, el paciente tiene que recibir, de parte del médico, información transparente respecto del procedimiento en sí, los riesgos, lo que sentirá y sobre las expectativas. Hay que desconfiar de quienes hacen muchas promesas.

Por último y lo más importante, el paciente debe exigir una evaluación preoperatoria rigurosa, ya que cualquier patología o riesgo puede contraindicar la cirugía.

¿Todas las personas pueden optar a una cirugía estética o hay contraindicaciones?
Lo que se busca es que la paciente quede bien operada y lo otro es la seguridad y ambas cosas pesan exactamente lo mismo. Si una paciente tiene un problema cardiológico, es fumadora o tiene una enfermedad no controlada, yo prefiero no operar. Lo más importante es que la paciente esté sana, que no tenga un cuadro siquiátrico o sicológico no manejado el hecho de fumar es complicado, ya que afecta el proceso de cicatrización, yo tengo pacientes que han esperado más de un año para operarse, porque no han dejado el cigarrillo.

Hay cirugías que requieren colgajos, como es el caso de las abdominoplastías en las que vas a levantar piel y requieres una buena circulación sanguínea, por tanto es importante que la paciente no tenga asma, no sea fumadora. Si tiene una diabetes de largo plazo, es insulino dependiente o presenta problemas coronarios uno les aconseja no operar, se les explica el costo-beneficio, porque esta es una cirugía opcional…

 

A la hora de escoger dónde, ¿por qué debiera elegir Clínica Sanatorio Alemán?

 

Es muy importante que la gente busque profesionales competentes y con experiencia, pero también es fundamental que estos especialistas trabajen en un lugar seguro, en donde haya equipos y recursos clínicos de calidad. Y en ese sentido, ambas clínicas entregan el respaldo de una institución -la más grande del sur de Chile- donde se realizan cirugías de alta complejidad, por lo tanto están preparadas técnica y profesionalmente para absorber este tipo de requerimientos quirúrgicos y las emergencias que pudiesen ocurrir. El paciente de cirugía plástica requiere un manejo muy especializado y acá existe el personal entrenado para ello.

¿Son recomendables las policirugías?
Las megapolicirugías estuvieron muy de moda, pero hoy están cada vez más limitadas por el tiempo. Lo ideal en cirugía plástica es que un paciente no esté en pabellón por más de cinco horas, por lo tanto podemos hacer una cantidad de cirugías, pero no excediendo ese tiempo, ya que aumentan los riesgos (asociados principalmente a la anestesia). Hay que tener en cuenta que en este ámbito, los procedimientos son lentos, lo usual es que alcancemos a hacer liposucción y abdominoplastía o cirugía mamaria con una pequeña lipoaspiración y con eso completamos las 5 horas. Eso está dentro del rango de seguridad.
¿Cuáles son los riesgos?
Hoy, en general, son cirugías que no tienen complicaciones, son bastante seguras si las realizan buenos profesionales y en un recinto tan confiable como éste. No obstante, hay riesgos, entre los cuales figuran el tromboembolismo, sangrados, hematomas e infecciones. Estos cuadros se dan en bajo porcentaje y a veces, la causa es la falta de una evaluación preoperatoria exhaustiva.
¿Cómo es el período postoperatorio?
Sentir dolor es muy personal, hay procedimientos que son más dolorosos que otros. En todo caso, el anestesiólogo hace mucho para aliviar los dolores.

Respecto de la hospitalización, por lo general, incluso en cirugías muy complejas como el lifting, las personas no requieren más allá de dos días de hospitalización.

¿En qué consisten?
Blefaroplastía:
Existen dos: la superior que se puede hacer cuando hay un exceso de piel en el párpado superior y que en el fondo limita el campo visual, eso lo podemos hacer nosotros o los oftalmólogos y lo cubre la isapre. El inferior (las bolsas) es cirugía estética neta.La cirugía de mama: Hay dos tipos:
El aumento mamario consiste en colocar implantes de silicona. Está absolutamente probado que no producen ni cáncer de mama ni guardan relación con enfermedad autoinmune. La reducción mamaria es el otro tipo que es solicitado por dos grupos de mujeres: Las jóvenes entre 20 y 25 años que tienen una hipertrofia mamaria formal, o sea, presentan un exceso de peso mamario de por lo menos 500 gramos por mama y eso les ocasiona problemas en la columna.Lo importante en pacientes muy menores es tomar en cuenta los siguientes aspectos: sacar un volumen adecuado, que queden unas mamas estéticamente bonitas, que tenga sensibilidad en la areola y que puedan dar leche, son cirugías bien especializadas dentro de la cirugía plástica.El otro grupo de pacientes que se opera son mujeres sobre 40 años que ya han tenido a todos los hijos, son personas que ya tienen marcado el surco del sostén, que tienen problemas en la espalda.Abdominoplastía:
Se remueve el exceso de piel y de grasa de la mitad inferior del abdomen, además se refuerza los músculos de la pared abdominal. En general, se hace por un exceso de piel que queda durante el embarazo y eso no desaparece con nada, la única forma es estirar la piel de arriba hacia abajo, se hace un corte, una incisión más extensa que una cesárea, pero la cicatriz queda escondida en la parte inferior del bikini, el ombligo se hace de nuevo.La lipoaspiración, liposucción o lipoescultura:
Remueve la grasa depositada (a través de una cánula) en áreas específicas para dar un mejor contorno corporal. Se puede realizar en cuello, espalda, mamas, nalgas, caderas, muslos, rodillas, pantorrillas y tobillos. “La clave de la lipo no es la cantidad de grasa que vas a sacar sino el momento en que la realizas, por ejemplo una mujer que está bajando de peso, lo mejor es que baje todos los kilos que pueda y después la aspiras, porque la lipo no es un procedimiento para que la persona baje de peso”. El tope para sacar son 4 litros de grasa.

Injertos de Grasa:
El primer paso es seleccionar un lugar donde haya grasa suficiente (abdomen, muslos, pubis, rodillas, etc.), para la lipoaspiración. Una vez que se obtiene la grasa, se centrifuga en tubos especiales, luego se selecciona la grasa apropiada y finalmente, con jeringas y cánulas especiales, se coloca en el lugar apropiado. Este tipo de métodos, está indicado para aquellas personas que no desean someterse a cirugías muy invasivas, las que podrían dejar cicatrices más o menos visibles. Además es ideal para pacientes que no tienen indicación de un lifting, en el caso de la cara; o que no están dispuestos a colocarse implantes en glúteos o mamas.