Cáncer de mama: “El diagnóstico precoz aumenta la sobrevida” | Clínica Sanatorio Alemán

Cáncer de mama: “El diagnóstico precoz aumenta la sobrevida”

La importancia de la detección temprana del cáncer de mama hace la diferencia en los resultados que puede tener un tratamiento curativo. A nivel mundial y en Chile tiene una incidencia de 51.2 por 100 mil mujeres, con 5.400 casos nuevos cada año, equivalente a un 20,8 por ciento del total de cánceres nuevos en la mujer.

El doctor Rodrigo Zúñiga, mastólogo de Sanatorio Alemán, señala que un diagnóstico precoz en las mujeres es importante “porque radica en la posibilidad real de curarse”. Es enfático al decir que el cáncer de mama tiene cura, siempre y cuando se diagnostique en forma prematura, se trate y no tenga metástasis “.

Sobre los principales factores de riesgo de esta enfermedad, expresa que algunos de ellos son: “tiempo de exposición a hormonas, menarquia temprana, menopausia tardía, sobrepeso, uso de terapia hormonal de reemplazo por más de 5 años, tabaquismo, consumo excesivo de alcohol, antecedentes familiares y ser portador de una mutación genética asociada a cáncer de mama”.

El especialista destaca la importancia del autoexamen. “El ideal siempre es encontrar lesiones no palpables y conocerse para evaluar cambios que pudieran presentarse y llevarnos antes a consultar sobre todo en la población que está fuera del screenning (testeo) mamográfico, ya sea por edad o por escasa disponibilidad del examen. Recomendamos la mamografía desde los 40 años, pero también eso dependerá del riesgo individual de cada paciente”.

“Los principales signos o señales que se pueden detectar con un autoexamen son: tumor palpable, en general no doloroso, asociado o no a retracciones cutáneas o secreción de sangre por pezón. Más aún, cuando se encuentran asociados a ganglios palpables axilares no dolorosos”, explica.

Si se detecta el cáncer, en general el tratamiento es quirúrgico, pero dependiendo del estado de la enfermedad y el tipo de cáncer se puede asociar a quimioterapia, radioterapia y hormonoterapia”, explica.

Sobre la incidencia de los anticonceptivos y los implantes mamarios en la aparición de un cáncer de este tipo, el doctor Zúñiga indica que “las bajas dosis actuales de anticoncepción no tienen una clara relación con el aumento del riesgo del cáncer de mama. Los implantes, en general, son seguros. Si bien existen algunos cánceres (linfoma de células anaplasias), asociados a algunos tipos de prótesis, esto es extremadamente infrecuente y mayoritariamente, de muy buen pronóstico.