Banco de Sangre: Transfusiones que dan vida | Clínica Sanatorio Alemán

Banco de Sangre: Transfusiones que dan vida

CSA es el único centro de salud privado de la región que cuenta con este servicio al interior del establecimiento. En promedio, allí se realizan dos mil transfusiones anuales, en su mayoría a niños y adultos con cuadros oncológicos.

bancosangre2

Reclutamiento y selección de donantes, extracción, procesamiento, estudios inmunohematológicos y microbiológicos, además de transfusiones de componentes sanguíneos, son las labores que desarrolla el Banco de Sangre de Clínica Sanatorio Alemán (CSA).
Nació en 1995 debido al aumento en la complejidad de las intervenciones realizadas en el establecimiento y hoy es el único centro privado de la región que cuenta con este servicio.
Gracias a su implementación, CSA es capaz de asegurar una atención oportuna, segura y eficaz ante cualquier necesidad transfusional, sostiene la Dra. Verónica Céspedes Solar, Médico Jefe de este Servicio. “Podemos atender a todo paciente que  requiera transfusión de cualquier tipo de hemocomponente,  a cualquier hora, todos los días del año”, señala.
Esta ventaja se traduce en que la Clínica otorga mayor seguridad en el manejo de pacientes, tanto en Pabellón como en las Unidades Críticas (UCI-UTI). “Nuestra respuesta es inmediata, porque producimos nuestros propios productos sanguíneos, no dependemos del abastecimiento del sistema público”, explica la Dra. Céspedes, a la vez que aclara que es precisamente esto lo que permite realizar intervenciones complejas, como grandes cirugías traumatológicas o digestivas, además de trasplantes hepáticos.
Capital humano
Además de la Médico Jefe, sólo tecnólogos médicos conforman el equipo de profesionales que trabaja en el Banco de Sangre. Todos especialistas en medicina transfusional y con gran experiencia en el desarrollo de sus funciones, desde la atención de donantes que concurren diariamente al lugar, hasta la realización de las transfusiones.
“Tenemos contacto tanto con el donante como con los pacientes que necesitan la sangre y sus familiares. Manejamos la trazabilidad de cada uno de los componentes sanguíneos, sabemos la procedencia y el destino de cada gota que ingresa a nuestro centro”, indica Fabiola Placencia,  tecnóloga médica y coordinadora de esta unidad, dando cuenta de la seriedad del trabajo que realizan.
Al servicio de la oncología
El servicio otorgado por el Banco de Sangre no solo es imprescindible para cirugías y urgencias médicas. Leucemias, linfomas, anemias y aplasias medulares son algunas de las enfermedades que también requieren de transfusiones durante su tratamiento. De hecho, la mayor parte de la sangre donada en Clínica Sanatorio Alemán se utiliza en la atención de niños y adultos con cáncer que están  en proceso de  quimioterapia.
Fabiola Placencia señala que precisamente de ahí surge la necesidad de contar con un suministro regular de sangre, dadoque ésta tiene un periodo de vigencia y no puede almacenarse por tiempo indefinido. “Nuestro centro necesita contar permanentemente con donaciones de personas altruistas que nos ayuden a salvar vidas, porque la sangre no se puede comprar”, enfatiza.
Tecnología exclusiva
Otra de las ventajas del Banco de Sangre de CSA es que cuenta con la única máquina de aféresis de la región, equipo que permite separar los componentes de la sangre y extraer del donante solo lo que se requiere, por ejemplo plaquetas. Verónica Céspedes explica que gracias a este procedimiento, llamado plaquetoferesis, “es posible mantener un paciente con leucemia con solo tres donantes, versus los alrededor de 60 que se requieren mediante la donación tradicional, mientras que para otras patologías incluso se puede necesitar una sola persona”.
Esto porque el organismo reproduce las plaquetas cada 72 horas y, por lo tanto, la donación puede realizarse cada cinco días y no cada tres o cuatro meses, como en la manera habitual; lo significa un ahorro enorme en términos de donantes y un aumento de la seguridad transfusional.
“Pensemos que cuando se realiza una transfusión es como si se realizara un trasplante. La sangre es un tejido vivo y, como tal, un cuerpo extraño que puede ser rechazado, pues el cuerpo puede generar anticuerpos contra éste. Por eso es muy importante disminuir la cuota transfusional y el riesgo de sensibilización”, afirma la Dra. Céspedes.
Soporte terapéutico
La máquina de aféresis permite realizar también tratamientos terapéuticos directamente a los pacientes a través de recambio plasmático (plasmaferesis) para depurar su sangre. Este procedimiento es indicado en casos de patologías como Guillen Barré, lupus eritematoso, macroglobulinemias y síndrome hemolítico urémico, entre otras, cuando los fármacos u otras alternativas no han tenido buenos resultados.
La terapia de recolección de leucocitos o glóbulos blancos, denominada leucoferesis, es otra de las opciones que ofrece el equipo de aféresis, que además puede ser trasladado para prestar servicios donde se requiera.
RECUADRO:
Requisitos para donar sangre
· Tener entre 18 y 60 años y pesar más de 50 kilos.
· No presentar enfermedades infecciosas agudas (bronquitis, amigdalitis, gastroenteritis, resfrío, gripe, etc.) o infecciones crónicas.
· No sufrir enfermedades al corazón, riñones, pulmones, hígado, asma u otra afección crónica.
· No haber sido sometido a alguna cirugía mayor en los últimos 12 meses.
· No haber tenido hepatitis después de los 12 años ni contacto con personas con esta enfermedad en los últimos seis meses.
· No haberse realizado tatuajes en los últimos 12 meses.
· En el caso de las mujeres, no estar embarazada o amamantando ni haber tenido un aborto en los últimos seis meses.
RECUADRO:
¿Dónde y cuándo colaborar?
El Banco de Sangre se ubica entre el Centro Diagnóstico 1 y 2 de CSA y atiende de lunes a viernes de 8:30 a 17:00 horas de manera continuada. Los donantes deben haber ingerido alimentos al menos tres horas antes de acudir y llevar cédula de identidad. Cualquier consulta a hemosan@sanatorioaleman.cl.
RECUADRO:
Círculo de donantes altruistas
No más de un 5% del total de donantes que se atienden son participantes del Círculo de Donantes Altruistas de Clínica Sanatorio Alemán, quienes acuden regularmente a contribuir en la difícil tarea de mantener permanentemente abastecido este centro. Y se requieren muchos más.
Por eso el pasado 14 de junio, fecha en que se conmemoró el Día Internacional del Donante de Sangre, CSA lanzó una campaña para incentivar a las personas a regalar vida. “Hacemos un llamado a la comunidad a acercarse a Clínica Sanatorio Alemán y sumarse a este generoso proyecto”, señala la Dra. Céspedes mientras explica que a este establecimiento son traslados muchos pacientes del sur de Chile que no cuentan con las redes para traer sus propios donantes.