“Hay muchas cosas que no repetiría”

Preeclampsia

 

 

Un embarazo aparentemente normal, sin ni siquiera los síntomas típicos del inicio como mareos, náuseas, antojos nada… tanto así que Jaqueline Alarcón, se enteró a los 4 meses de gestación, que esperaba a su primer hijo. Todo perfecto hasta que llegaron los seis meses.

Como esto sucedió en el 2011, época en la que aún no se conocía la relevancia de realizarse una ecografía Doppler entre las 11 y 14 semanas, esta mamá primeriza, siguió haciendo su vida normal y trabajando mucho sin conocer el gran riesgo que poseía de padecer preeclampsia.

Pero ya a los seis meses, se manifestaron las alzas de presión. Una Ecografía Doppler que le realizó el doctor Fernando Viñals, anticipó que eran probables las dificultades por preeclampsia, “pero como estaba full pega, recibí la información pero seguí trabajando mucho”.

Al poco tiempo, se determinó que efectivamente estaba cursando una preeclampsia. Al ver que las presiones altas no cesaban, debió permanecer hospitalizada para intentar controlar el cuadro sin que corriera riesgo su vida ni la de su hijo. Los medicamentos surgieron efecto y pudo volver a su casa.

En ese momento Jacqueline ya estaba tomando todos los resguardos y cuidados necesarios para proteger su embarazo. Sin embargo, en la semana 28 otra vez debió ser internada hasta que a las 31 semanas de gestación, los médicos decidieron que se debía realizar una cesárea de emergencia “porque mi sistema inmunológico ya no estaba funcionando” contó.

Pequeñito y con sus órganos aún inmaduros, nació Mateo. “Él estuvo en la UCI neonatal por un mes, con ventilador mecánico, y lo tuvieron que operar de una hernia inguinal”. Por su parte, esta mamá también necesito de los cuidados intensivos por dos semanas hasta que logró estabilizarse.

“La verdad es que para mí como mamá no fue una buena experiencia. Si uno pudiese dimensionar todo lo que iba a significar eso, hay muchas cosas que no repetiría” y que efectivamente no está haciendo ahora en su segundo embarazo actualmente en curso… “me tomo un kit de pastillas en las mañanas y con control periódico para evitar cualquier riesgo”.