Paciente trasplantada en Clínica Sanatorio Alemán se fue de alta

El jueves 10 de enero, al mediodía, fue dada de alta Yasna Aravena, la joven de 27 años que fue sometida a trasplante hepático, el pasado sábado 22 de diciembre, tras una falla hepática fulminante. El médico jefe de la Unidad de Trasplante de Clínica Sanatorio Alemán, Dr. Franco Innocenti, explicó que “nuestra paciente se encuentra en buenas condiciones, evolucionando en la dirección correcta, después de su trasplante y después de haberse encontrado muy grave. Está en condiciones de alta y tendremos que mantenerla con cuidados especiales en su casa y con controles muy frecuentes, pero está muy contenta, porque se va a reunir con su hijo”.

Respecto de la evolución de la mujer, proveniente de Curanilahue, el especialista señaló que “Yasna llegó muy grave, en estado de inconsciencia, conectada a ventilador mecánico y su pronóstico era malo. Tuvimos la suerte de que una familia del norte donó, en los últimos momentos en que ella pudo ser trasplantada. Esto es como detener un tren, la enfermedad es catastrófica y la mejoría no es automática con un nuevo hígado, pero hay que enfrentar esta situación. La tormenta pasó, ella despertó, está en muy buenas condiciones desde el punto de vista anímico, entiende muy bien todo  lo que pasó y lo que viene y desde el punto de vista físico tiene una muy buena posibilidad de salir adelante, por eso estamos muy contentos”.

Agregó que los primeros tres meses post trasplante son el periodo de mayor riesgo de infecciones, “por eso el sistema inmune es el que debe estar más dormido, pueden pasar cosas, pero hay que tener fe en que todo va a andar bien”.

 

El doctor Franco Innocenti destacó que “este trasplante es muy importante para Clínica Sanatorio Alemán, CSA, es icónico, pues nosotros hemos enfrentado más de una situación en la que nuestro programa de trasplantes ha estado en riesgo, eso significa que los pacientes que se benefician que son en su mayoría pacientes del servicio público, que se favorecen del convenio que tiene Sanatorio Alemán con Fonasa, no tienen acceso a trasplante y algunos de ellos, fallecen esperando. Hemos visto recientemente en las noticias que dos niños murieron en lista de espera. Este programa significa darles una oportunidad para vivir, porque no es un tema de calidad de vida sino una oportunidad para vivir muchos años más.

Cabe consignar que en Chile existe 8 centros de trasplantes, de los cuales 7 están en Santiago, “y nosotros hemos tenido una actividad bastante significativa para números nacionales… Desde que tuvimos la emergencia en abril del año pasado habíamos estado limitados, porque los recursos materiales no se encontraban óptimos, pero además había una baja donación.. Ahora esto ha cambiado y estamos nuevamente de pie”

 

 

Por su parte, Mariana Torres, mamá de la paciente, no podía ocultar su felicidad por este momento en que regresa a su casa con su hija. “Estoy muy feliz ay gradecida de la atención que recibió mi hija en esta clínica… Yo nunca perdí la fe en que ella se recuperaría, por eso hoy estoy muy contenta y agradecida del personal, nos acogieron muy bien, y de la familia que donó el hígado a Yasna”, finalizó.